Imagen de Akin
Historias publicadas:
Índice de historias
<Enero 2023
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Buscar en este blog (by Google):

Blog fundacional del Clan McPotter:
Clan McPotter
Suscribir con Bloglines Subscribe in NewsGator Online Suscribe en Google Suscribe en My Yahoo Suscribe con netvives
Sitios Web
Mi blogroll:
Blogs de Ya.com:
Blogalia
Blogalia

Estadísticas de visitas:

Ver mis estadísticas
Y más cosas:
By Akin since 2002
Ayer defendía yo que el tener muchos telespectadores no era garantía de calidad y que la gran masa es habitualmente acrítica, sin embargo he discutido ese mismo argumento cuando se ha criticado, por ejemplo, la saga de Harry Potter. ¿Incoherencia? Me gustaría decir que no, que tengo argumentos para criticar Crónicas Marcianas y para defender Harry Potter, de hecho los he expuesto en varias ocasiones y mis interlocutores los han dado por válidos o no han tenido la paciencia para rebatirlos. Sin embargo me queda la duda de si no estoy haciendo lo que muchos, adoptar las posturas vitales a mis propios gustos personales, si no estoy siendo incoherente porque mis gustos, como todos los gustos por definición, son irracionales.

Cuando tengo este tipo de dudas recurro a la ideología y la verdad es que en este asunto no me sirve de mucho, pero si hay un punto importante, que Harry Potter venda mucho o poco es irrelevante, simplemente habrá mas gente que lo lea o menos, nadie sale perjudicado excepto la competencia quizás, y yo diría que incluso para la competencia ha sido un boom beneficioso, muchos escritores de libros infantiles han empezado a vender porque los lectores de Harry Potter piden mas libros similares, en cierto modo el fenómeno Potter no se ha producido barriendo competencia, sino ampliando mercado, y eso es bueno para todos, cada nuevo niño ganado para la causa de la lectura es un lector en potencia para otros escritores. Nadie o casi nadie sale perdiendo por los libros de Rowling.

Sin embargo no es así en el caso de Crónicas. En los momentos en que lo vi se daban opiniones parciales de gentes que no estaban allí para defenderse, se ridiculizaba a personas y colectivos, y eso es triunfar pasando por la libertad de otros. El triunfo de Crónicas Marcianas significa que otros muchos pierden, en su imagen, en su dignidad y al final, en su libertad. Algo típico de la televisión hoy en día, en algunos programas de marujeo tipo 'las tardes con Ana' he visto situaciones similares, mujeres llamadas para poner a parir a sus maridos sin que la visión de éstos del asunto sea mostrada en ningún momento, la mas elemental parcialidad cuando se intenta establecer un juicio televisivo es algo que al parecer no entra en la cabeza de los creadores de estos programas. La mas simple honestidad profesional ha muerto. El triunfo de esos programas implica una pérdida neta en la libertad de las sociedad, unos pocos son libres de decir lo que quieran a base de pisar los derechos de otros. Por poner un ejemplo, que un gay aparezca en un programa y gane el afecto de muchos es bueno para que la imagen de un homosexual se vaya aceptando como algo normal, que ese personaje se dedique a menudo a ridiculizar la forma de vestir o hablar de otros me parece francamente vomitivo (un día lo escuché en la radio reírse de un inmigrante ilegal porque no sabía hablar correctamente el castellano y sentí verdadera vergüenza ajena).

Esto puedo razonarlo y exponerlo, pero no deja de roerme el gusanillo de la duda de si estoy siendo incoherente, si estoy colando falacias que si me son expuestas no las aceptaría.

Y no es la única contradicción.

Y es que me estoy haciendo consciente de que soy de ideología progresista y talante conservador, que por un lado me tildan de radical extremista (eso fue en otro blog pero seguía siendo yo) y por otro lado me estoy convirtiendo en un fanático de los buenos modos y la elegancia. Me direis que una cosa no tiene nada que ver con la otra, que a Anguita le decían lo mismo y era un tipo elegante y culto, pero no creo que sea cierto. Determinados valores asociados a la (no encuentro otra palabra mejor) caballerosidad a la que aspiro chocan frontalmente con mi ideología, por ejemplo siempre he dicho que la verdad nos hace libres y he ido por ahí hablando claro, sin embargo hace ya un tiempo que me arrepiento, y que un silencio a tiempo es la mejor manera de zanjar un problema, a veces no porque enquista, pero a veces es lo mejor porque muere él solo. Y me estoy encontrando que esto último sucede mas veces de las que creía. Otra cosa en que aprecio mi contradicción es el cambio de aspecto de mi entorno, entiendo que hay que hacer cosas porque es la manera de progresar, pero cada cambio en el paisaje en el que he crecido me resulta molesto, desagradable, aunque sea un cambio para mejor.

Y estos solo son un par de ejemplos, otros valores conservadores en la cuestión del talente chocan con mi ideología... tendré que seguir dándole vueltas.

A lo mejor es simplemente que me hago viejo y me niego a abandonar mi radicalidad adolescente, ya me lo han dicho, también puede ser cierto, pero yo me creo que mi extremismo ideológico está basado en criterios puramente racionales, claro que a lo mejor es otra falacia que me cuelo a mi mismo. Quien sabe.

Eso si, aviso que ese talante tranquilo, de aspirante a persona educada, sólo se aprecia en persona, por internet muto en una especie de bicho de lengua afilada y cólera fácil. Intento cambiar, pero cuesta.

Como cambios personales a corto plazo me he propuesto gruñir menos y conducir mas despacio (y ya no soy precisamente de los que le pisan), veremos hasta donde puedo llegar.
20:48 del 2003-08-02 # 3 Comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://akin.blogalia.com//trackbacks/10308

Comentarios

1
De: Sara Fecha: 2003-08-03 01:51

Y esa asociación de la "elegancia y buenos modos" con lo "conservador" por qué la presumes? Creo que no estoy en absoluto de acuerdo... así de pronto se me varios personajes progresistas y revolucionarios de distintas épocas y con modales exquisitos. Yo siempre he asociado la buena educación a la sensibilidad y la elegancia a la inteligencia... y ambas son necesarias para desarrollar una ideología "racionalmente" progresista, creo yo.



2
De: Akin Fecha: 2003-08-03 02:31

Touche Sara, es cierto, quizá es una asociación subconsciente y errónea, pero en cierto modo siempre he asociado la soltura, jovialidad y sinceridad con los progresistas y la calma y el saber estar (¿mejor protocolo?) con las actitudes mas conservadoras.

Pero... ya que estoy de revisión revisaré esa asociación también. Gracias.



3
De: Eleder Fecha: 2003-08-04 02:43

Pues nada, Akin... felicidades por ir entrando en el club de los que se han dado cuenta de que los conceptos "derecha" e "izquierda", "conservador" y "progresista" y demás no son más que tranquilizadoras dicotomías que nos permiten resguardarnos en la tranquilidad de sabernos "con los buenos", y que la realidad es siempre mucho más compleja :)