Imagen de Akin
Historias publicadas:
Índice de historias
<Febrero 2023
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          

Buscar en este blog (by Google):

Blog fundacional del Clan McPotter:
Clan McPotter
Suscribir con Bloglines Subscribe in NewsGator Online Suscribe en Google Suscribe en My Yahoo Suscribe con netvives
Sitios Web
Mi blogroll:
Blogs de Ya.com:
Blogalia
Blogalia

Estadísticas de visitas:

Ver mis estadísticas
Y más cosas:
By Akin since 2002
Hace como unos diez años, en Santiago había afición al baloncesto y un equipo pujante llamado Obradoiro. El caso es que sorprendentemente aquel equipo de una ciudad pequeña y sin tradición deportiva (el Compostela de furbo vino mucho más tarde) de élite se plantó ante una final contra un equipo de Murcia que tenía el nombre de su patrocinador que era la casa de Zumos Juver. Patrocinador que curiosamente era uno de los tres patrocinadores de la máxima competición del baloncesto por aquel entonces junto al Banco Exterior y Adidas que patrocinaban a la selección.
Los equipos por aquel entonces tenían dos americanos y el Júver Murcia tenía además a un chico muy bueno de origen sudamericano y ascendentes españoles que, creo recordar, se llamaba Esteban Pérez, y que era absolutamente determinante, de esos de veinte puntos por partido.

El Júver Murcia ganó aquella eliminatoria y subió, y en lo que parecía una rabieta de perdedor el Obradoiro denunció alineación indebida en el equipo murciano. Por supuesto se negaron los hechos, se dio la plaza al Júver y el Obradoiro pasó a la historia. El caso es que sorprendentemente el Murcia no volvió a alinear a aquel magnífico alero nunca más, y el Obradoiro empezó a ganar los juicios demostrándose que aquel chico no era español, y que los presuntos parientes españoles negaban por escrito tener nada que ver y lo que parecía una rabieta de perdedor se demostró una y otra vez que era en realidad un recurso lógico de un equipo que había perdido porque su rival no jugaba con dos extranjeros sino con tres.

Uno esperaría que llegados a este punto el equipo tramposo bajase de categoría y el agraviado subiese, pero no, tanto la Federación Española de Baloncesto (culpable de no haber comprobado la ficha del señor Pérez) como la liga ACB recurrieron todo lo recurrible para que no se hiciese justicia y el juicio se prolongó y prolongó mientras el Obradoiro desaparecía hasta quedar como una entidad jurídica que esperaba una sentencia firme y favorable y un equipo de chicos en una competición regional.

Hasta hace unos meses donde el último de los tribunales posibles le dio ya la razón y emitió la orden de que la liga ACB debía admitir al Obradoiro.

La reacción de la ACB fue rápida, bien, lo admitiremos, pero ha de pasar las condiciones que pasan todos los clubes que suben ahora mismo, queremos que tenga un pabellón grande, un aval de 400 kilos y una auditoria. Y lo queremos ya. No se le exigieron las condiciones de entrada a la ACB de cuando ascendió realmente, sino las actuales.

Una auditoria se tarda en hacer entre un mes y dos y los avales no aparecen de la nada. Montar un equipo lleva un tiempo.

Y el Obradoiro no lo ha tenido, se le ha denegado la entrada en la ACB porque no ha podido cumplir los requisitos a tiempo. Diez años esperando justicia, plagados de sentencias favorables, y ahora ésto. Ni siquiera se ha pactado que no ascendiese este año (con lo que no se cargaría el calendario metiendo a tapón un club extra) para que diese tiempo a ambas partes a adaptarse a lo que venía. No, se acabó, finito, caput. Ahora, en todo este tiempo tiene la primera sentencia desfavorable, la que dice que la ACB tiene razón al no admitirlo.

El aval que debiera tener el Obradoiro debería ser la indemnización que la FEB y la ACB deberían darle por haberle pagado por haber estado durante diez años lesionando sus derechos, y en vez de eso se ha conseguido expulsarle por formulismos visto que diez años de juicios y recursos no habían podido acabar con él.

Enhorabuena a la Federación, a la ACB y a la Justicia.

16:01 del 2003-09-21 # 0 Comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://akin.blogalia.com//trackbacks/11503

Comentarios