Hanks, actor de comedia
Imagen de Akin
Historias publicadas:
Índice de historias
<Febrero 2023
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          

Buscar en este blog (by Google):

Blog fundacional del Clan McPotter:
Clan McPotter
Suscribir con Bloglines Subscribe in NewsGator Online Suscribe en Google Suscribe en My Yahoo Suscribe con netvives
Sitios Web
Mi blogroll:
Blogs de Ya.com:
Blogalia
Blogalia

Estadísticas de visitas:

Ver mis estadísticas
Y más cosas:
By Akin since 2002
Alguna vez he contado aquí que soy un actor aficionado de tres al cuarto, un mal actor incapaz de dar profundidad o gracia a su personaje, incapaz de convertirlo en un ser risible para el público y de arrancarles una carcajada por algo que no esté en el guión. Admiro muchísimo a algunos de mis compañeros de reparto, gentes capaces de hacer saltar una risa con un gesto, de salir del guión y soltar un chiste que arranca una carcajada de nuestros espectadores, de ser capaces, en definitiva, de hacer comedia a gran altura, de hacer un gran personaje cómico. Hacer comedia no es sencillo y desde luego no está al alcance de todos, hacer reír de verdad, de ese modo que nos hace doler la barriga, es más difícil que hacer llorar, preparar un personaje cómico requiere más talento natural que preparar uno trágico, o al menos a mi me resulta más difícil.

Quizá por eso me sorprende también mucho el que ese tipo de actores y ese tipo de personajes no se valoren como es debido, que los grandes actores cómicos no consigan el reconocimiento de público y crítica hasta que cambian de registro y se ponen a hacer papeles dramáticos. Sucedió en su momento con Alfredo Landa, un enorme actor que durante su época de comedia de destape no mereció la atención de casi nadie, o también, más allá de nuestras fronteras, con Tom Hanks, que hasta que no hizo Filadelfia casi nadie pensó en él como un actor de primera línea.

Y sin embargo Tom Hanks es el protagonista de algunas de las mejores comedias adolescentes de la época dorada de ese tipo de películas, mediados de los años 80. Algunas de las cuales he tenido la oportunidad de volver a ver en la última semana, y la verdad es que me he cansado de reír, quizás mi percepción esté muy matizada por la nostalgia (un mal que me ataca a menudo) pero también tengo el convencimiento de la buena calidad de aquellas películas y de la gran capacidad de su protagonista.

He visto a Tom Hanks hacer el niño grande (como no creo que lo haya hecho nadie más) en BIG, me he desternillado con el burro drogadicto de Despedida de soltero, con las paranoias vecinales de No matarás al vecino y con esa excepcional absurdo que representa Esta casa es una ruina. Me falta por ver otros dos de los grandes clásicos 1 2 3 Splash y la que, de todas, recuerdo con más cariño (y que me resulta imposible de encontrar) El hombre del zapato rojo.

Me he cansado de reír con todo esto, una magnífica terapia ante las tensiones del cambio de empresa, y me he quedado satisfecho con la oportunidad de volver a disfrutar de aquel joven Hanks, el actor de comedia.
05:55 del 2003-12-04 # 6 Comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://akin.blogalia.com//trackbacks/13610

Comentarios

1
De: Algernon Fecha: 2003-12-04 05:59

BIG y Splash son todo un culto de los años ochenta.

Me gustaría tener el loft de BIG.



2
De: Moebius Fecha: 2003-12-04 19:46

Todas esas películas son, lo dijo Stephen King de sus novelas, como la comida rápida a la gastronomía.



3
De: Akin Fecha: 2003-12-04 20:09

A mi me encanta la pizza.



4
De: Sergio Fecha: 2003-12-04 21:41

La gente también dijo de Jim Carrey "anda, pero si es actor" cuando hizo alguna peli "dramática"



5
De: Moebius Fecha: 2003-12-09 07:59

A mí también me encanta la pizza, con eso no quería decir que fueran malas, sino que en otras películas además de diversión (alimento) encuentras algo más. Y también pueden ser comedias.



6
De: Akin Fecha: 2003-12-09 23:07

Todo depende del peso que le des a cada cosa. Para mi una comedia como por ejemplo "Los amigos de Peter" es una joya, personajes, ironía y casi humor negro, magnífica como digo. Termina la película y pienso en los personajes, y en el SIDA y en como influye algo así en la vida de cualquiera, me ofrece ese "algo más" que tu dices.

Y en un nivel completamente distinto está "Esta casa es una ruina" y similares, no me deja pensando en personajes ni reflexionando sobre la vida, me deja con agujetas en los abdominales, y me deja también con un estado de ánimo completamente diferente al que tenía antes de verla, la risa incontenida, la carcajada me ha alejado los nubarrones en que a menudo se convierten los pequeños problemas diarios. Y eso para mi es también 'algo más', y ese 'algo más' concreto merece para mi el mismo reconocimiento que el algo más anterior, o que una película europea realista.

La función escapista del arte no es una faceta baladí, o al menos no lo es para mi.