Imagen de Akin
Historias publicadas:
Índice de historias
<Enero 2023
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Buscar en este blog (by Google):

Blog fundacional del Clan McPotter:
Clan McPotter
Suscribir con Bloglines Subscribe in NewsGator Online Suscribe en Google Suscribe en My Yahoo Suscribe con netvives
Sitios Web
Mi blogroll:
Blogs de Ya.com:
Blogalia
Blogalia

Estadísticas de visitas:

Ver mis estadísticas
Y más cosas:
By Akin since 2002
Las víctimas del herbicida usado en la guerra de Vietnam acuden a los tribunales de EE UU
El "agente naranja" sigue matando

Por Yolanda Monge
El País
02/03/05, 10.22 horas

Algunos nacieron sin cristalino y están ciegos. Otros no tienen manos. Muchos, los rostros completamente deformados por enfermedades congénitas. Sufren enanismo, cáncer... La guerra en Vietnam acabó en 1975.

Pero sus secuelas persisten por el efecto de un herbicida conocido como agente naranja -llamado así por la etiqueta de ese color que llevaban los bidones donde se almacenaba- y del que el Ejército de Estados Unidos lanzó millones de litros sobre las llanuras vietnamitas entre 1962 y 1971 con un doble fin: arrasar las cosechas y sacar de sus escondites a la guerrilla comunista del Vietcong.

Desde el final de la contienda, Washington ha negado cualquier responsabilidad moral o legal por el legado tóxico que dejó atrás. Movidos por el olvido al que habían sido sometidos, 27 vietnamitas presentaron en 2004 un pleito civil que buscaba compensaciones de 37 compañías que fabricaron y vendieron ese producto, entre ellas algunas tan poderosas y conocidas como Dow Chemical y Monsanto.

El camino comenzado el año pasado llegó a su concreción el lunes, cuando un tribunal de Nueva York empezó a examinar el pleito interpuesto por la Asociación Vietnamita de Víctimas del Agente Naranja. "Creo que vamos a ganar.

Nos sentimos confiados en las pruebas científicas que aportamos y tenemos esperanza en que el tribunal tome una decisión justa", dijo el secretario general de la asociación, Tran Xuan Thu, citado por Efe.

Según los demandantes, tres millones de vietnamitas estuvieron expuestos a los efectos del agente naranja entre 1962 y 1971, y al menos un millón de personas sufrieron y aún padecen serios problemas de salud o nacieron con anomalías físicas.

La Cruz Roja de Vietnam asegura que unos 150.000 niños fueron "severamente afectados" por las enormes cantidades de litros de agente naranja y otros herbicidas arrojados sobre los territorios ocupados por el Vietcong durante el conflicto bélico. Los hijos del agente naranja abarcan hasta cuatro generaciones de menores discapacitados.

Sin embargo, las compañías demandadas insisten en que no se ha establecido una relación clara entre los problemas de salud y el agente naranja.

En su opinión, además, la responsabilidad en cuanto el modo en que se usó la sustancia recae no en los productores, sino en el Gobierno de EE UU.

Al igual que con los afectados vietnamitas, el Gobierno estadounidense también evitó reconocer la vinculación entre las enfermedades crónicas de sus veteranos de guerra y el uso del famoso herbicida.

Finalmente en 1988, bajo presión del ex comandante de la Marina estadounidense en Vietnam almirante Elmo Zumwalt, el Pentágono elaboró un informe clasificado que vinculaba al agente naranja con 28 enfermedades, entre ellas defectos congénitos y neurológicos, dolencias de la piel y numerosos tipos de cáncer.

Aunque las autoridades militares alegaron que desconocían los terribles efectos de los herbicidas sobre los seres humanos, el científico militar James Clary admitió en 1988 que sí los conocían.

"Cuando iniciamos el programa de herbicidas en los años sesenta, sabíamos el daño que podría causar la contaminación con la dioxina de esos productos", escribió Clary en una carta a un congresista que investigaba el agente naranja.

"Sin embargo, como el material iba a usarse contra el enemigo, el asunto no nos preocupaba", admitió.


La guerra de Vietnam fue la más larga de la historia norteamericana y supuso para ese país una experiencia de derrota y frustración, constituyendo el más serio fracaso de EE UU en la guerra fría.

El conflicto en la península de Indochina tuvo lugar entre mediados de los años cincuenta y mediados de los setenta y enfrentó a EE UU y el Gobierno de Vietnam del Sur por un lado contra Vietnam del Norte y las guerrillas comunistas que actuaban en el vecino sur por otro. La guerra terminó extendiéndose a Laos y Camboya.

La derrota supuso un verdadero trauma para EE UU: el orgullo de la potencia estaba herido. Más de 50.000 muertos, 300.000 heridos y centenares de miles de soldados con serios problemas de adaptación a la vida civil.

Lo que se vino a denominar como el síndrome de Vietnam supuso en el corto plazo una gran renuencia a la intervención militar exterior por parte de la potencia norteamericana. En Vietnam quedaban tres millones de muertos.


Fuente: http://www.periodistadigital.com/secciones/mundo/object.php?o=45731

La negrita de los párrafos resaltados es mía. No quería que esa vergüenza pasase desapercibida. Generaciones y generaciones de discapacitados por la locura de unos cuantos infra-humanos.

No hay mucho que decir cuando uno lee cosas como éstas ¿verdad?
01:00 del 2005-03-02 # 10 Comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://akin.blogalia.com//trackbacks/27524

Comentarios

1
De: Tubbo Fecha: 2005-03-02 23:12

Pues la verdad que no amigo Akin. No hay mucho más que decir salvo que a los mandatarios políticos y militares norteamericanos no solamente les importaba un pimiento el pueblo vietnamita sino también los soldados que debían entrar en contactop con dicho agente naranja.
De cualquier modo, no creo que vaya a prosperar una demanda como esa contra unas empresas que fabricaron un producto que luego fue utilizado por el ejercito norteamericano. Con aducir que el responsable del asesinato no es quien fabrica el cuchillo sino quien lo clava es probable que se puedan salir de rositas. Claro que si se les considera culpables el precedente sería la releche. A partir de esa sentencia cualquier afectado de una guerra podría demandar al fabricante del arma con que se le afectó.
Saludos Tab.



2
De: Thera Fecha: 2005-03-03 11:43

Es que es la guerra.
Es lo que pasa cuando estás en guerra.
No te dedicas a pedir por favor a la gente que se aparte de tu camino y se doblegue a tu cultura.
Hay sangre, muerte, dolor y destrucción. Lo normal. Lo que pasa es que la gente está acostumbrada a las batallitas sosas de telefilm y al tomate en las camisas.
En las guerras se mata a la gente, se mutila y se viola a las mujeres, de hecho cuantos más heridos dejes mejor porque así los combatientes se tienen que hacer cargo de ellos mientras que los muertos no les harían perder tiempo ni recursos.
Es lo que hay. Si no te gusta, NO a la guerra.



3
De: chiz Fecha: 2005-03-03 13:37

Akin,

La demanda tiene todas la de prosperar, ojala así sea y pronto.

Tubbo,

Estas confundido en cuanto a legislación, en España ese puede ser el caso, pero en EE.UU. no es así.

Para empezar el agente naranja, y también en menor medida el agente blanco fueron aconsejados por el mismo fabricante como “arma” para desfoliar las junglas indochinas, en ningún momento se aviso de los peligros reales a su exposición, solo se aconsejo en su manejo para evitar los efectos inmediatos, picores e irritaciones, no los de largo plazo.

La dioxina usada en su compuesto ya fue abolida en EE.UU. como herbicida y insecticida, el famoso DDT, por sus efectos a largo plazo. Esta demostrado científicamente y aceptado por la FDA que tanto el DDT, como el agente naranja y el blanco son carcinógenos, teratogenicos y mutagenicos, y sus efectos solo pueden ser diagnosticados a largo plazo cuando ya es demasiado tarde.

Teniendo en cuenta esto y según la legislación de EE.UU. hay base suficiente para aceptar la demanda y que prospere, solo necesitan el testimonio o documentación que demuestre la negligencia por parte del fabricante o lo que es peor del Departamento de Defensa.

Fíjate si la legislación de EE.UU. es diferente a la nuestra que allí prosperan las demandas individuales contra las tabacaleras y aquí no.

Thera,

No me seas ingenuo, en el mejor sentido de la palabra y sin animo de ofender. Por todos es bien sabido que es la guerra y sus consecuencias, y te puedo adelantar que no van a desaparecer muy a mi pesar.

En 1925, a causa de los horrores causados por las armas químicas durante “la guerra que acabaría con todas las guerras”, el Convenio de Ginebra estableció la prohibición de estas armas y eso incluye a los defoliantes, herbicidas e insecticidas. He aquí una de las bases para la demanda, EE.UU. cometió un crimen de guerra usando estas armas, pero como no esta sujeta a Tribunal de Crímenes de Guerra, no existe tal crimen, y esta será unos de los escollos a superar por los demandantes.



4
De: Crystal Fecha: 2005-03-03 14:33

:(



5
De: Thera Fecha: 2005-03-04 00:00

Venga hombre, no soy ingenuo, lo que pasa es que me da la risa un Convenio que dice "en caso de guerra, puedes matar pero solo si le hinchas la cara a hostias, o bueno, con armas pero nada de destrucción masiva, ¿eh?, igualdad de oportunidades para todos..."
Quiero decir, que en caso de guerra te pasas los convenios por donde más te pique.
Y me parece normal.
Lo que me parece mal es que se permitan las guerras, aunque sean preventivas.



6
De: Akin Fecha: 2005-03-04 00:42

Doy fe que Thera no es ingenuo :)



7
De: Nfer Fecha: 2005-03-04 01:56

El agente naranja es, o fue, el producto de mezclar dos herbicidas: 2,4-D y 2,4,5 - T.
El nombre de agente naranja no es por su color sino por la banda naranja que identificaba los envases.
En su momento, cuando la fabricación del activo del 2,4,5- T (2,4,5 triclorofenoxiacetic acid) un porcentaje ínfimo de dioxina (TCDD) formaba parte del producto. La dioxina, muy peligrosa, es liberada al ambiente en condiciones de altas temperaturas, como por ejemplo el incendio de los bosques ya defoliados y secos.
El 2,4,5-T (como casi todo) bien utilizado ha reportado beneficios a la agricultura y a la ganadería, más cuando las quejas hicieron que en el proceso de elaboración el contaminante TCDD bajara casi a niveles sin importancia (aún ingiriéndolo todos los días la muerte sobrevendría por la toxicidad de las sustancias acompañantes a la formulación).
En absoluto abro juicio a la guerra, cualquier guerra. Lo que me ha llamado la atención es que hayan señalado sólo a un producto (fabricado por varias empresas: Dow, Monsanto, Uniroyal...) y olvidan citar los otros herbicidas usados para defoliar tan densas selvas: bromacil, diquat, monuron, pycloram, pycloram +2,4D (agente blanco) dalapon, ácido cacodylic (ácido arsénico dimethyl o "agente azul"...
En mi experiencia, o mi inexperiencia, he usado casi todos estos compuestos, a dosis recomendadas y en condiciones controladas y nunca hubo problemas. Esto me hace pensar que las dosis utilizadas (citan fuentes que se utilizaron alrededor de 12.0000.000 de galones en Vietnam) generaron efectos sobre la vegetación, pero no irreversibles (depende la escala temporal que se use, en climas cálidos y con mucha vida microbiana la recuperación es relativamente rápida, además estos productos no matan semillas). Pero es muy posible que la exposición por piel, el órgano más extenso del cuerpo, haya generado con el tiempo efectos teratogénicos y cancerígenos.
Pero muchas cosas nunca la sabremos: en una guerra, la primera que sufre bajas es la verdad.



8
De: Chiz Fecha: 2005-03-04 10:14

Thera,

Lo de "ingenuo" era ironía, solo eso.

El “Convenio”, como tu dices se lo pasean por “ahí” muy pocos estados, entre ellos EE.UU., que si se lo puede pasar por “ahí” porque sus aliados se lo permiten.

Estamos de acuerdos todos en que la guerra es algo prescindible para la sociedad en su conjunto, pero por desgracia no es asi para todos los miembros de la sociedad.



9
De: Mario Alarcón pérez Fecha: 2006-04-26 02:26

Concuerdo plenamente con el comentario hecho por Nfer, y en mi experiencia de uso racional del 2-4-5-T, 24D, Picloram y otros herbicidas usados para combatir malezas en potreros,han sido muy beneficiosos. No se si en la guerra, las dosis usadas fueron las causantes de tantos males descritos, pero yo no he visto ninguno.



10
De: crioclas Fecha: 2006-08-17 23:08

Para nuestro amigo defensor de los biocidas, le quiero sugerir que crea menos en propagandas y más en los análisis bioquímicos efectuados en todo el mundo respecto a la toxicidad de los mal llamados herbicidas. La mutación (resistencia) de los organismos a los cuales quiere erradicar es solo el comienzo del problema. La dosis debe incrementarse en el tiempo para obtener los mismos resultados de “limpieza”