Imagen de Akin
Historias publicadas:
Índice de historias
<Enero 2023
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Buscar en este blog (by Google):

Blog fundacional del Clan McPotter:
Clan McPotter
Suscribir con Bloglines Subscribe in NewsGator Online Suscribe en Google Suscribe en My Yahoo Suscribe con netvives
Sitios Web
Mi blogroll:
Blogs de Ya.com:
Blogalia
Blogalia

Estadísticas de visitas:

Ver mis estadísticas
Y más cosas:
By Akin since 2002
Estos días los adalides franquistas están muy activos, argumentando por pasiva y por activa sus propias interpretaciones de lo sucedido antes y durante la Guerra Civil. Su emblema es Pío Moa, un curioso personaje, pero que cuenta con el respaldo de algún otro historiador como Ricardo de la Cierva.

Naturalmente no me fío ni lo más mínimo de uno ni de otro, que reiteradamente han declarado su pensamiento pro-franquista, pero por las mismas razones quizá debería rechazar a algún otro.

Visto así he de reconocer que me es enormemente difícil saber quien es una fuente fiable en éste tema y quien no, así que pido consejo sobre autores extranjeros que sean más o menos neutrales, si es que eso es posible, y cuyas conclusiones pueda encontrar en la red a ser posible (dado que probablemente carezco de formación en historia para sacar conclusiones diferentes viendo los datos que ellos me presenten, ni acceso a las fuentes para validar dichos datos)

El primero que se me ocurre es Paul Preston, por famoso, no por imparcial porque esto lo ignoro. Sus opiniones son claramente contundentes, la guerra civil se podría haber evitado si Franco no le se levanta en armas, la cosa se estaba enfriando. Y aún más contundente, si los aliados democráticos apoyan más claramente a la república y niegan el apoyo de Alemania e Italia a Franco incluso se podría haber evitado la segunda guerra mundial.

(Así, sin buscar mucho, expone esas conclusiones en una entrevista que aparece en la web de El Mundo: http://www.el-mundo.es/encuentros/invitados/2003/06/774/)

Así que, por venticinco pesetas, nombres de historiadores extranjeros de la guerra civil española cuyo pensamiento pueda encontrarse en la red (en inglés, portugués o castellano)
18:59 del 2005-05-04 # 22 Comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://akin.blogalia.com//trackbacks/29427

Comentarios

1
De: Lupin Fecha: 2005-05-04 20:40

Aparte de Paul Preston, que no es nada imparcial, se me ocurren Hugh Thomas y Stanley Payne, éste último próximo a las tesis de Pío Moa (advierto para evitar sustos). Ignoro si sus obras están en la red, pero me imagino que donde vives habrá bibliotecas.
Por otra parte, la frase "la guerra civil se podría haber evitado si Franco no se levanta en armas, la cosa se estaba enfriando", es bastante discutible, porque Franco no se levantó solo. De hecho, fue el último en apuntarse y lo hizo sólo cuando supo la cantidad de mandos implicados en la conjura y al saber que había dinero para él esperándole en el extranjero por si la intentona fallaba. En cuanto a lo del enfriamiento, debe ser una broma, porque España vivía entonces uno de los periodos más duros en cuanto a violencia política.



2
De: Akin Fecha: 2005-05-04 20:52

Gracias Lupin por las aportaciones y por la advertencia.

Sí, hay bibliotecas, lo que no hay es tiempo de visitarlas.



3
De: Anónimo Fecha: 2005-05-04 21:07

Otro más: Gabriel Jackson



4
De: Lupin Fecha: 2005-05-04 21:18

Ese también es bueno. ¿Tiempo? Pero si es entrar y salir con el libro en la mano, hombre;-)



5
De: Akin Fecha: 2005-05-04 21:39

Umm, tras una segunda búsqueda creo que me quedo con Hugh Thomas y Gabriel Jackson, en general por lo que he visto se les reconoce autoridad, aunque están más discutidos desde la derecha.

A ver si ahora saco tiempo para buscarlos.

Lupin, lo cierto es que no soy socio de ninguna biblioteca desde hace años, ahora se me da por comprar :) Lo cierto es que ahora sí podría, pero normalmente mi horario de trabajo coincidía con su horario de apertura, lo que me dificulta bastante, en general, darle un mínimo uso.



6
De: Anónima Fecha: 2005-05-04 23:49

A mi me gusta Gabriel Jackson, pero al resto no los conozco.



7
De: Mi nombre es Sombra Fecha: 2005-05-05 08:09

Una recomendación de un libro recientemente publicado, "Una historia de la guerra civil que no le va a gustar a nadie" de Juan Eslava Galán.

El título por sí solo ya lo dice todo.



8
De: Javitxu Fecha: 2005-05-05 11:00

Akin: Pío Moa es un antiguo anarquista reconvertido. "La indiscutible Fe del converso" Pero aprovechó esa circunstancia para investigar en los archivos del PCE y del PSOE. Inaccesibles para los que no son de su cuerda y encontró información verídica que desconocían hasta los propios franquistas. Su conclusión es más fiable que la de otros que se basan en las fuentes "oficiales".



9
De: unamaruja Fecha: 2005-05-05 11:28

http://platea.pntic.mec.es/~anilo/abuelos/indiceG.htm

Ese es un estudio de un profesor y un grupo de alumnos. Desde el punto de vista de la gente que conocen y la vivieron.



10
De: Akin Fecha: 2005-05-05 13:18

Javitxu, esa es una excelente forma de autopublicitarse, pero alguien que de foma tan tan obvia está deseando llegar a unas conclusiones concretas es igual de obvio que carece de credibilidad. Y me temo que voy a ser parcial, pero aunque puedo leer a alguien que justifique el alzamiento no croe que pueda leer a alguien que justifique 40 años de dictadura fascista.

Y me temo que de Pío Moa sí me creo que haya tomado algunas cosas (que no niego que sean ciertas), manipulado otras y dejado terceras en el olvido para que el cuadro que pudiese presentar quedase exactamente como él quería.

Por ese tipo de cosas prefiero irme a autores extranjeros



11
De: Lupin Fecha: 2005-05-05 14:05

Akin, los autores extranjeros pueden ser tan tendenciosos y manipuladores como los nacionales. En cuanto a Moa, hay que señalar que sus tres primeros libros son de fuentes, es decir, tres volumenes de documentos puros y duros, textos de los propios protagonistas de la República y la Guerra Civil. Ese no es el problema de Moa, el problema de Moa es que pretende 'demostrar' que puesto que Largo Caballero era un cafre el actual PSOE es, por tanto, un partido de cafres. Ese tipo de piruetas son lo que invalidan a Moa como historiador, no que diga que en Gernika murieron 'sólo' 170y tantas personas en vez de 5.000 (cosa que por otra parte ya sabíamos todos).



12
De: Lupin Fecha: 2005-05-05 14:07

Javitxu: Moa no era anarquista, sino comunista militante del GRAPO. Por otra parte, las fuentes a las que ha tenido acceso están accesibles PARA CUALQUIERA. Por una parte, los fondos del Ateneo de Madrid, del que fue bibliotecario. Por otra los archivos del PSOE y del PCE que son accesibles para cualquier historiador que lo solicite.



13
De: Akin Fecha: 2005-05-05 14:30

Lupin, sí, pero es que en general yo carezco de conocimientos para juzgar si lo que me están contando ha sido manipulado o no. Así que intento buscar criterios de los que partir, y uno sencillo es que en principio un extranjero es posible que tenga menos intereses particulares (por ejemplo familiares asesinados por uno u otro bando) que le hagan mostrarse más tendencioso.

O a lo mejor no, pero por algún lado he de comenzar, y prefiero hacerlo por la visión de alguien externo a la guerra.

En cuando a Moa, como tu dices, su empeño es más bien demostrar que Largo Cavallero era un cafre y que por lo tanto el alzamiento Nacional, la guerra civil y la dictadura están justificadas.

Y a mí eso me parece un razonamiento a la inversa: partamos de que el alzamiento, la guerra y la dictadura estaban justificadas y veamos como podemos justificarlo: conclusión, hay que presentar a Largo Cavallero como un golpista en el 33 (con lo cual lo equipara a Franco y hace ver que perdiese el bando que perdiese en las elecciones del 36 habría habido alzamiento) y hacer ver que España hubiese sido una dictadura comunista si Franco no se levanta en el 36 (con lo cual hasta la dictadura Fascista puede parecer un mal menor) A partir de ahí sí que saca las conclusiones obvias, Zapatero es heredero de Largo Cavallero y hay que combatirlo como se combatió al otro, que este no se corta en decir que si es necesario hay que recurrir a lo que haga falta.

En todo caso y olvidándome del Moa, en un par de días de ver algunas fuentes (poco más que una situación preliminar) ya he llegado a una conclusión: seré incapaz de analizar ese periódo y los sucesos acontecidos con un mínimo de distancia, me podrá la subjetividad, me temo que estoy demasiado orientado a los valores republicanos para poder comprender el alzamiento. Una cosa es condenar los disparates de ambos bandos, y otra conseguir comprender el pensamiento de los nacionales, me temo que me resulta tan imposible como leer Libertad Digital.



14
De: Lupin Fecha: 2005-05-05 16:50

Akin: Desde luego, es improbable que Preston o Payne tengan abuelos o padres fusilados en la Guerra Civil, pero de lo que no pueden escapar es de sus afinidades ideológicas. O sea que estás en las mismas.
Por cierto, creo que su nombre no ha salido a relucir todavía, así que apunta éste también: Ian Gibson.
Por otra parte, habría que ver cuál ha sido el punto de partida de Moa y si ha habido un razonamiento a la inversa o no. Desde luego, sus planteamientos no son nada originales. Ahí están De la Cierva o Salas Larrazabal para demostrarlo. Para estos historiadores (para Moa también, para Vidal todavía no estoy seguro) el alzamiento estaba justificado no sólo por el carácter revolucionario y muy violento de Largo Caballero (esas llamadas a la sangre en sus mítines...), sino porque la República era un desastre. Para empezar, los comunistas y anarquistas no creían en ella, les 'sabía a poco' y querían llevar a cabo sus respectivas revoluciones (lo que durante la guerra les llevó a su propia miniguerra), la derecha intentaba reventar cualquier proceso de reforma, la Iglesia también, los nacionalistas iban por su lado, los sindicatos por otro; todos los partidos políticos tenían juventudes paramilitares armadas que se enfrentaban unas a otras alegremente, los empresarios habían recurrido al pistolerismo para reprimir el movimiento obrero, el ejército estaba hipertrofiado de oficiales temerosos de cualquier reforma, etc. etc. etc. Ni los republicanos creían en la República. Eso que Moa llama el inicio de la Guerra en el 34 es una revolución obrera en toda regla.
Para de la Cierva & Co. eso justifica un levantamiento militar. Para los otros no. Juzga tu mismo. En todo caso, la labor del historiador no es justificar el pasado, sino describrilo y explicarlo.



15
De: Akin Fecha: 2005-05-05 16:59

Me apunto Ian Gibson, gracias, lo uno a Thomas y Jackson.

Y sí Lupin, ese es más o menos el ambiente que he ido viendo que se respiraba. En todo caso también hay que decir que antes de la república, los últimos años de la monarquía de Alfonso XIII, también eran un desastre, algunas narraciones leídas de esa época también parecen un tanto aterradoras, para muchos la república fue un soplo de aire fresco imprescindible para respirar.

En cierto modo sí que da la impresión de que la guerra civil era un tanto inevitable, da igual que hubiese república o monarquía.



16
De: Lupin Fecha: 2005-05-05 19:08

Akin, el libro de Carr que recomienda Chiz es muy, muy, muy bueno. Es un magnífico repaso a toda la historia contemporánea española y también en mi universidad se utilizaba como texto de referencia. Fernando García de Cortázar lo usaba de manual en sus clases.



17
De: Diegonzález Fecha: 2005-05-06 12:22

Buenas a todos. Respeto todas las opiniones, pero descalificar a Moa porque llega a conclusiones diferentes que Jackson, Gibson, Carr o, sobre todo, Preston me parece un poco prejuicioso. Perdonad si os he interpretado mal, pero es lo que me ha parecido inferir.

Puntualizando algunas cosas que he leído por ahí:

Eso de que las cosas se estaban enfriando que dice Preston (¿dónde? En el tocharro de Franco no lo he leído) parece una broma. Dos días antes del Golpe de Estado se produjo el asesinato de Calvo Sotelo y el intento de asesinato de Gil Robles (no le encontraron en casa así que fueron a por Calvo Sotelo), anunciado el día 14 por Dolores Ibárruri en el congreso. Si eso es enfriarse que baje Dios y lo vea.

Me he asestado casi todo Moa y creo que no hay razonamiento a la inversa posible. Una vez se leen, de primera mano (facsímil) los documentos de la época, es difícil sostener, como hacen Santos Juliá, Blanco Escolá y toda la tropa, que la culpa de todo es de Franco por "rebelarse contra la normalidad democrática". Largo caballero no sólo era un cafre sino que no lo ocultaba. Ni él, ni nadie en aquella época.

Moa no justifica, en ningún momento de todas sus obras (me faltan por leer algunas, porque los libros de este hombre son caros de cojones, pero bueno) las atrocidades que se cometieron en el lado franquista, los llamamientos a la sangre de falangistas y demás, ni tampoco los niega. Pero hace un repaso exhaustivo a lo que los supuestos "buenos", los (presuntos) "republicanos" cometieron en aquellos años y el retrato es estremecedor.

Asumir el pasado es duro, pero es inevitable si queremos tirar para alante de una puñetera vez.



18
De: Anónimo Fecha: 2005-05-06 17:05

Sr. Akin:

No tenga usted dudas de que acierta en su última frase. Venir ahora con el revisionismo de la guerra civil no es más que otro elemento de este intento involucionista que día a día contemplamos en la COPE, en la Conferencia Episcopal, en Libertaddigital, en la extrema derecha del PP que actualmente ocupa puestos de responsabilidad en el partido y en tantos otros lugares.

Ojo con Moa. Desde siempre se sospechó que el GRAPO era un grupo montado desde los gobiernos franquistas (de otra forma es difícil explicar, entre otras cosas, cómo y por qué conocidos dirigentes del mismo hacían ostentación de su condición, en conversaciones a voz en grito y aliento de elevado grado alcohólico, en tabernas y night-clubs de Vigo, por ejemplo, sin ser detenidos ni tan siquiera amonestados por la policía secreta-pero-menos presente en el local). De Pío Moa siempre se dijo que era un agente de la policía. Su biografía avala esa vieja sospecha.

Ya entrando en su intento de comprensión de nuestra historia reciente, mi primera recomendación es la de que procure no caer en la trampa tendida por esta panda de golpistas: entrar en el terreno de los detalles descontextualizados. Hay quien llama "presentismo" a eso: consiste en contemplar los hechos del pasado como si hubiesen tenido lugar a fecha de hoy, en el ambiente social de hoy, y aplicándoles las valoraciones de hoy. No hace falta que le explique que la tergiversacion, con tal enfoque, está en su misma base.

He leído en algunos comentarios que Largo Caballero "era un cafre". Pues estamos buenos. Es un buen ejemplo de lo que le planteo. Hoy, si alguien hiciese los planteamientos de Largo Caballero, sería un cafre. Pero en su momento esos planteamientos no tenían nada de cafre. Podían ser acertados o no (la historia, que es implacable, deja claro que fueron desacertados, pero eso sólo se sabe a posteriori), pero de cafres no tenían nada: estaban sobradamente acordes con la marcha de su tiempo. ¿Hay que recordar que en esos años andaban las SS y las SA jugando a las Noches de los Cuchillos Largos? ¿Ya se ha olvidado de que menos de veinte años antes había tenido lugar la revolución soviética?

A mí no me parece que "Bird", la peli de Clint Eastwood sobre Charlie Parker, o "Mujeres al borde de un ataque de nervios", de Almodóvar, sean películas prehistóricas. Ambas son de 1988. Juan Pablo II llevaba ya diez años como Papa de la cristiandad, Gorbachov estaba en pleno proceso de reforma del estado soviético, España era ya un país democrático normalizado (habían pasado siete años desde el intento de golpe de Tejero), Felipe González sufría la primera paralización del país por huelga general desde 1934, a Manuel Fraga le faltaban tan sólo unos meses para asumir la presidencia de la Xunta de Galicia, y una organización llamada ARP publicaba su boletín con Félix Ares de Blas, Luis Alfonso Gámez y Jesús Martínez Villaro como editores. No me parecen tiempos prehistóricos; al contrario, los protagonistas de entonces son en general los mismos de ahora, y los problemas de los que más se habla (paro, ETA) estaban ya ahí desde hacía bastante tiempo. Es un tiempo próximo, casi actual.

¿A qué viene esto? A que la distancia que separaba a la revolución rusa de los protagonistas de los hechos de 1934-1936 es la misma que nos separa a nosotros de los momentos que acabo de evocar. No era algo del pasado; era presente, actuaba. Sólo hacía diez años que Lenin había fallecido y Stalin se había hecho con el poder. Añada además que no había internet, ni tan siquiera televisión, y la "sociedad de la información" no había nacido ni siquiera como sueño, por lo que los detalles no fluían y las líneas generales de pensamiento o de programa pesaban mucho más.

Largo Caballero era un contemporáneo de Lenin, Stalin y Trotski como Franco, Mola y Queipo eran contemporáneos de Hitler; de la misma forma que Zapatero es contemporáneo de Jospin y Blair, o que Aznar, Acebes y Zaplana son contemporáneos de Bush.

Y ése era el ambiente, Sr. Akin. Unos organizaban revoluciones y otros montaban holocaustos de judíos o de rojos. Un ambiente duro, infinitamente más duro que el actual. Para entender lo ocurrido creo que debe empezar por ahí: por ver cuál era el ambiente político y social europeo en el que tienen lugar los hechos. Sólo desde esos parámetros pueden comprenderse y valorarse las posturas de unos y de otros, nunca desde el momento actual.

Intentar la revolución era algo a la orden del día, algo posible como mostraba Rusia. ¿El stalinismo? Todavía no existía, y si existía estaba teniendo lugar en esos momentos. Nada tiene que ver nuestro juicio actual con lo que percibían (lo poquito que percibían) los protagonistas de la época.

Pretender, como hacen los tergiversadores de la historia que sobradamente conoce, que Largo Caballero (ya no el PSOE, como dicen) intentó un golpe de estado en 1934 no es más que un engaño. No iba de eso: iba de revolución. E intentar la revolución en 1934 no era ni cafre ni anacrónico.

El levantamiento de 1936 es otra cosa. Eso sí que es un intento de golpe de estado. Un golpe que, al fracasar, se enquista y se convierte en una guerra civil. Nada que ver con 1934.

Y un golpe de estado militar, en la Europa de 1936, sí que era algo anacrónico. Era algo del siglo anterior, del XIX, un siglo en el que pronunciamientos y levantamientos militares sí que estuvieron a la orden del día.

Los sediciosos del 18 de julio no sólo fueron traidores y antidemocráticos (y ojo, que la democracia no era un valor en aquellos momentos como lo es hoy), sino que fueron reaccionarios, profundamente reaccionarios. Aplicaron fórmulas políticas del siglo anterior, y, dejando aparte los muertos de la guerra, hicieron que España se enquistase políticamente durante largas décadas. De hecho, España no entra políticamente en el siglo XX hasta 1977. Nada más que con tres cuartos de siglo de retraso. Y todavía hay imbéciles que pretenden que les demos las gracias.

Unos militares decimonónicos, llenos de soberbia, de ínfulas y de pretendida superioridad, pretendieron hacerse con el gobierno mediante un levantamiento. No faltó quien los siguiese, con un espíritu que refleja bien Celso Emilio:

Aquel señor burgués, condecorado,
Usía ou Excelencia, ben cebado,
que ronca con placer na noite longa
e ten muller feliz de teta oblonga
e dous fillos pequenos (deportistas,
un pouco libertinos, falanxistas,
idiotas pola nai, polo pai grosos),
póndo dentes de can que venta os osos,
ponse a rosmar, e morde:
"¡Eu prefiro a inxusticia ó desorde!"

Los obreros, mientras tanto, reclamaron armas y salieron a la calle a defender la República y, ya puestos, a hacer su revolución.

Y nosotros, aquí estamos. Sin revoluciones y sin holocaustos, aunque hay quien parece querer convencernos de volver a ellos. Creo que se merecen nuestro más colosal corte de mangas: ahí va el mío.

Ánimo con su intento, y un abrazo.



19
De: Daniel Rodríguez Herrera Fecha: 2005-05-06 20:41

Pretender que la cosa se estaba enfriando unos días después del asesinato de Calvo Sotelo me parece, no ya discutible, sino bastante ridículo. Siempre se menciona este crimen político como lo que acabó decidiendo a Franco. Fuera cierto o no, lo que es seguro es que el asesinato de un líder de la oposición no tiende a calmar las cosas, ni aquí en el 36 ni en el Líbano hoy.



20
De: karelcio Fecha: 2005-05-22 05:43

¡Demonios!, creí que saldría correctamente la URL, y no aparece. Bueno, espero que el autor del blog no lo considere como "spam", pero me gustaría dejarla por si alguien decidiese pasar por mi foro, la iba a poner en el mensaje anterior como digo, pero como no son horas, y tengo sueño lo hice mal.

http://www.karelcio.com

La web no tiene nada (ya veremos en un futuro), pero hay un foro de "debate" por el que pasamos nicks casi todos los días. Recalco, que si el gesto de este blog, lo considera spam, o un mensaje publicitario, le ruego disculpe.



21
De: Akin Fecha: 2005-05-22 13:34

Ni mucho menos karelcio, y muchísimas gracias por toda esa información, los tendré en mi lista por si me topo con alguno de esos libros.



22
De: Skywalker Fecha: 2006-06-01 16:34

Para autores buenos y lo menos parciales posibles, leer al ya muerto Javier Tusell. Después de libros izquierdisticamente panfletarios(Tuñón de Lara, Preston) o libros que justifican el franquismo (Moa, De la Cierva, Vidal), éste autor me parece el más ecuánime sin duda alguna.