Imagen de Akin
Historias publicadas:
Índice de historias
<Junio 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             

Buscar en este blog (by Google):

Blog fundacional del Clan McPotter:
Clan McPotter
Suscribir con Bloglines Subscribe in NewsGator Online Suscribe en Google Suscribe en My Yahoo Suscribe con netvives
Sitios Web
Mi blogroll:
Blogs de Ya.com:
Blogalia
Blogalia

Estadísticas de visitas:

Ver mis estadísticas
Y más cosas:
By Akin since 2002
Leo un artículo donde la iglesia se pronuncia contra la invesigación médica con humanos, proveniente de la agencia de noticias del Vaticano: http://www.zenit.org/spanish/visualizza.phtml?sid=86986

1. ¿Por qué es contraria a la dignidad de la persona la investigación seres humanos en los laboratorios?

Hablamos de la dignidad de la persona para expresar el valor incomparable de todo ser humano. Las personas valen por sí mismas; son insustituibles: no podemos ponderar su valor comparándolas con otras personas ni, mucho menos, con cosas. Por eso decimos que la persona es siempre sujeto, fin en sí mismo, y nunca objeto o medio para otro fin. A diferencia de las cosas, las personas no valen más unas que otras, porque el valor de cada una de ellas es, en cierto sentido, absoluto. Las personas, por tanto, no deben ser tratadas nunca como objetos de cálculo o como puros medios para algo. En cambio, los objetos o las cosas, que son intercambiables entre sí, pueden ser tratados como medios al servicio de los seres humanos.

Pues bien, la acción técnica de investigar es apropiada para investigar objetos, pero es completamente inapropiada para ser aplicada a las personas. Cuando se investigan seres humanos en el laboratorio, se comete una injusticia con ellos, porque se les está tratando como si fueran cosas.


Bueno, va, cierto que lo he modificado un poco, pero creo que no he caído en ninguna falacia. Lo que yo he escrito es perfectamente extraíble del artículo original, que pego a continuación:

1. ¿Por qué es contraria a la dignidad de la persona la producción de seres humanos en los laboratorios?

Hablamos de la dignidad de la persona para expresar el valor incomparable de todo ser humano. Las personas valen por sí mismas; son insustituibles: no podemos ponderar su valor comparándolas con otras personas ni, mucho menos, con cosas. Por eso decimos que la persona es siempre sujeto, fin en sí mismo, y nunca objeto o medio para otro fin. A diferencia de las cosas, las personas no valen más unas que otras, porque el valor de cada una de ellas es, en cierto sentido, absoluto. Las personas, por tanto, no deben ser tratadas nunca como objetos de cálculo o como puros medios para algo. En cambio, los objetos o las cosas, que son intercambiables entre sí, pueden ser tratados como medios al servicio de los seres humanos.

Pues bien, la acción técnica de producir es apropiada para fabricar objetos, pero es completamente inapropiada para ser aplicada a las personas. Cuando se producen seres humanos en el laboratorio, se comete una injusticia con ellos, porque se les está tratando como si fueran cosas. La dignidad del ser humano exige que los niños no sean producidos, sino procreados.

La procreación es un acto plenamente personal, es decir, que consiste sólo en la unión fecunda de los padres, que se entregan el uno al otro en cuerpo y alma. Por tratarse de una relación puramente personal -no instrumental- la procreación es conforme con la dignidad personal del niño procreado, que viene así al mundo como un don otorgado a la mutua entrega personal de los padres y no como un producto conseguido por el dominio instrumental de los técnicos.

Producir seres humanos en los laboratorios no es inmoral porque la técnica o lo artificial hayan de ser valorados negativamente. Al contrario, la técnica y el artificio son, en principio, buenos, como fruto del ingenio humano puesto al servicio del hombre. Toda la medicina es un arte o una técnica, en principio, espléndida. Pero llamar a un ser humano a la existencia es mucho más que un acto médico o un acto técnico. Producir seres humanos en el laboratorio es inmoral, porque la producción no es un acto personal como el requerido por la convocatoria de una nueva persona a la existencia. Es un acto técnico que trata objetivamente a los niños como si fueran cosas y no personas. «Una tal relación de dominio es en sí contraria a la dignidad e igualdad que debe ser común a padres e hijos»[1]. El grado de inmoralidad es mayor cuando los hijos son producidos quebrando la realidad del matrimonio o completamente al margen de ella.


De hecho, yo sólo cambié 'producir' por 'investigar' para sacar un texto casi idéntico que se opone a la investigación con humanos, por ejemplo, se opone a la investigación de enfermedades. También en la investigación el humano es tratado como un objeto.

Incluso sin cambio alguno, el artículo es absolutamente tremendo: En opinión de la iglesia, un niño es más humano si es creado follando. Los seres humanos estériles no tienen derecho a tener hijos. Los niños engendrados con fecundación asistida son menos niños que los otros (son objetos).

Hoy no voy a poner lo que realmente me apetece, que es un texto donde dice que el matrimonio es, según la ciencia, algo que se ha demostrado intrínseco al ser humano desde su misma creación. Sí, como leen ustedes, intrínseco al ser humano desde su creación. Según ese texto la ciencia afirma que el matrimonio es algo genético y que el ser humano fue creado. Naturalmente no hay explicación en el texo a ninguna de las dos afirmaciones, son conclusiones 'científicas' extraídas de un libro presentado por un profesosor universitario que además es asesor de bioética de Bush (¿a que con ese aval ya uno alucina un poco más?)

Pues eso. Dios nos crea y después nos manda crecer, casarnos y multiplicarnos follando. Así lo indican sus representantes en la tierra.
11:52 del 2006-04-09 # 6 Comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://akin.blogalia.com//trackbacks/39018

Comentarios

1
De: Dios Fecha: 2006-04-09 12:28

Yo no dije nunca cosas semejantes.



2
De: mimetist Fecha: 2006-04-09 13:13

Entonces Dios nos creó como objetos... Según ellos a partir de barro, productos de alfarería es lo que somos... ¿Y eva? Creada a partir de Adán pero sin follar por ningún lado, ¿objeto también?

Luego tenemos a su representante más querido: Jesús. Producto de la relación sexual más natural que se ha conocido nunca.

Decir NO a la investigación médica en humanos es decir NO a la erradicación de muchas enfermedades... pero claro, cuando vives del sufrimiento de los demás, ¿cuál va a ser tu respuesta?.



3
De: Akin Fecha: 2006-04-09 13:32

Mimetist, creo que has leído el post a medias, lo de 'no' a la investigación médica es una manipulación mía. Ellos dicen 'no' a la reproducción asistida.

El paralelismo es mío, aunque creo que es un paralelismo procedente :D



4
De: jose Fecha: 2006-04-09 16:00

que lo digan, que lo digan.



5
De: May Fecha: 2006-04-09 18:24

¿Qué la ciencia dice que el ser humano fue creado? XDDD Vamos, que si no puedes contra ellos, únete XDDD



6
De: wendigo Fecha: 2006-04-10 08:32

Hombre, realmente la iglesia siempre se ha negado a cualquier posible metodo de fecundacion que no implique procreacion.
Otra mentira, que dicen cientifica, es que el ser humano tenga tendencia al matrimonio, es totalmente falso, la tendencia natural del hombre desde siempre ha sido la poligamia, dado que aumentaba la posibilidad de especimenes fuertes y la superviviencia de estos al implicar a todo el grupo en su cuidado.
El matrimonio cristiano es la creeencia de emular a la primera pareja que fueron adan y eva, y una conveniencia estupenda al poner al hombre como dominante por el simple acto de contraer matrimonio.

Saludos



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.81.112.7 (e37fa860ba)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?