Imagen de Akin
Historias publicadas:
Índice de historias
<Enero 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Buscar en este blog (by Google):

Blog fundacional del Clan McPotter:
Clan McPotter
Suscribir con Bloglines Subscribe in NewsGator Online Suscribe en Google Suscribe en My Yahoo Suscribe con netvives
Sitios Web
Mi blogroll:
Blogs de Ya.com:
Blogalia
Blogalia

Estadísticas de visitas:

Ver mis estadísticas
Y más cosas:
By Akin since 2002
Hoy he hecho un trabajo en un comercio, mientras yo le explicaba un tema al empleado (un camarero) el jefe intentaba liarse a puñetazos con un cliente, con gritos, acusaciones de diversas cosas y una camiseta rota de por medio.

Al final el camarero me dejó un momento para impedir que su jefe intentase arrearle al cliente con un taburete.

Yo sólo llegué al final, no sé lo que venía de atrás, pero no vi ninguna actitud por parte del cliente que justificase lo sucedido, estaba un poco contentillo, vacilón, pero no dijo ninguna faltada ni incorrección. Simplemente estaba de cachondeo en un tono divertido.

Cuando al dueño del negocio empezó a cabrearse intentó disculparse, intentó razonar, apeló a que eran amigos y en un lamento en voz alta del tipo 'no creo haber dicho nada que justifique un enfado' el dueño del negocio se abalanzó sobre él agarrándolo y tratando de echarlo a empujones del local. Incluso cuando le rompió la camiseta, el cliente simplemente le agarró el brazo para intentar que no le golpease mientras intentaba calmarlo. A cambio recibía empujones, amenazas de llamar a la policía, y acusaciones de borracho, putero, y no sé cuantas cosas más.

Sin haber visto nada de lo sucedido anteriormente parece que simplemente al dueño se le cruzaron los cables, ese momento que he visto en tantas personas en que simplemente supera la línea del raciocinio y parece dejarse llevar por un impulso agresivo. En ese instante parecía que sólo quería hacer daño, como fuese, incapaz siquiera de escuchar los argumentos del otro y buscando insultos y acusaciones que justificasen su agresión.

Yo, evidentemente, no hice ni caso. La cosa no iba conmigo, ni con los empleados, ni con el acompañante del cliente. Y éste se bastó para impedirle al agresor conseguir hacer verdadero daño (era unos 25 años más joven y aparentemente también bastante más fuerte). En otra situación incluso podría intentar mediar, pero estaba en una situación en que era muy difícil (sólo podría conseguir sufrir yo también las iras del dueño) y por suerte también innecesario.

Me da mucha pena que haya gente con esos prontos agresivos, y que con el paso de años y años no haya conseguido aprender a dominarse. Hoy podrían haberle partido la crisma por su actitud y tuvo verdadera suerte de que el otro reaccionó de forma pacífica y racional. Pero incluso aunque hubiese salido con un par de puñetazos y un pómulo roto, dudo que ese tipo aprendiese a controlar su mal genio. Es algo que parece ir más allá de su capacidad, como digo, ya lo he visto antes, y es algo que sólo superas si te empeñas en superarlo (yo tenía esos prontos de niño, aunque creo que ya los he conseguido dominar)

No puedo decir el nombre del comercio, evidentemente, ya que al haber tan poca gente viendo lo sucedido no sería difícil identificarme, y hablar mal de un cliente en mi blog puede costarme un puesto de trabajo. Pero es evidente que el agredido no volverá, que muchos amigos suyos tampoco, que yo no iré y que contaré a mis amigos lo sucedido (no en el blog, pero sí de forma privada), con lo cual es probable que tampoco vayan nunca por allí. El agresor va a salir perdiendo. En este tipo de cosas siempre salen todos perdiendo.

Ha sido un trabajo absolutamente absurdo.
21:50 del 2006-06-20 # 6 Comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://akin.blogalia.com//trackbacks/41014

Comentarios

1
De: Blagdaros Fecha: 2006-06-20 22:18

A mi hace años (muchos), me pasó algo parecido en El Berberecho (Rua Nova de Abaixo, Santiago). Yo estaba tajado pero con toda mi buena intención, cogí las jarras vacías de cerveza de mi mesa y las llevé hasta la barra de paso que pedía otra ronda. Al posar una, me rompió y el tipo se puso a insultarme. Intenté razonar con él y el tío acabó por sacarme una barra de hierro para atizarme con ella.

Pasé de él y me fuí sin pagar. Pero vamos, que el tío parecía decidido a usarla.

Y desde aquella no volví. Y mis amigos, al menos cuando salgo con ellos, tampoco. Sí, por una jarra de propaganda se perdió unos cuantos cientos de consumiciones y se ganó una inspección de sanidad. Que puestos a joder, le puse una denuncia.



2
De: Fernando* Fecha: 2006-06-21 10:51

A una amiga le paso algo parecido, estaba en la ventanilla de una estación de autobuses cuando llego una señora toda enfadada porque habia perdido su bus. Se puso a discutir, ¿y que culpa iba a tener mi amiga?, cada vez mas enfadada, hasta que llego a agredirle, aunque teniendo el mostrador por medio no fue demasiado. Mi amiga le puso una denuncia.

Ahora llega lo alucinante. La señora esa era abogada. Se defendía a si misma, y se presentó al juicio con un collarín, y con unas pintas de fulana increibles. Ademas por la forma de hablar parecía que hubiese tomado alguna sustancia extraña. Acusó a mi amiga de lesiones.

Toda la sala alucinada. Cuando acabó el abogado le dijo a mi amiga que sin problemas, que había hablado con el juez, y no tendría ningún problema. Pero finalmente la señora esa ganó el juicio y mi amiga fue condenada a pagarle 600 euros de indemnización, sumado a la depresión que llevaba por haber perdido el trabajo, estaba muy mal. Alucinante.



3
De: enhiro Fecha: 2006-06-21 13:43

No, no es alucinante, es símplemente abogada y amiga de un médico que le falseó un parte de lesiones. La tía sabía muy bien lo que hacía en todo momento.



4
De: descalza Fecha: 2006-06-21 13:48

Si, la señora (por no llamarle otra cosa) hizo todo ese paripé, inculyendo la bronca hacia tu amiga, para ganarse 600e hay gente que se dedica a eso a meterse en líos a propósito para ganarse un dinerito.
Blagdaros: Hiciste muy bien en denunciar, si todo el mundo hiciese lo mismo de vez en cuando se comportarían como personas y no como animales; y si lo hacen pues...un tranquilizante a tiempo, como a los leones. XD



5
De: Akin Fecha: 2006-06-21 14:46

Los timadores, vaya timo.



6
De: Fernando* Fecha: 2006-06-22 10:31

Tambien creo que fué eso lo que paso, pero no deja de ser increible que haya gente que se dedique a hacer cosas asi. Por supuesto, ha recurrido la sentencia.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.91.16.95 (bb286131b3)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?