Imagen de Akin
Historias publicadas:
Índice de historias
<Noviembre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
             

Buscar en este blog (by Google):

Blog fundacional del Clan McPotter:
Clan McPotter
Suscribir con Bloglines Subscribe in NewsGator Online Suscribe en Google Suscribe en My Yahoo Suscribe con netvives
Sitios Web
Mi blogroll:
Blogs de Ya.com:
Blogalia
Blogalia

Estadísticas de visitas:

Ver mis estadísticas
Y más cosas:
By Akin since 2002
Me levanto escuchando en la SER una entrevista a Mª Antonia Iglesias, quien acaba de sacar un libro titulado 'Los Maestros de la República'. El libro es un testimonio conmovedor de lo que fue la enseñanza durante la 2º república con sus Misiones Pedagógicas y su Institución Libre de Enseñanza, y el triste y terrible final que tuvieron; expuesto a través de los casos de diez maestros concretos cuyo final fue el fusilamiento, o la tortura y el fusilamiento posterior. Cuyo único pecado fue ser maestros.

Desde un primer momento, la autora ha planteado el tema como un contraste entre la ilustración y sus valores de libertad, tolerancia, igualdad, etc... que representaba el maestro de escuela republicano, quien además era en muchísimas ocasiones una persona religiosa; y los valores conservadores absolutamente feudales: sumisión, machismo, obediencia, intolerancia contra los no cristianos... que representaba el cura del pueblo. Parece mentira que tengamos que decir que bien entrados los años 30 del siglo pasado, se estaba produciendo un choque entre los ideales de la ilustración, que había recorrido Europa durante el siglo XVII y XVIII y los ideales del feudalismo, régimen político-social que se implantó en Europa el siglo IX.

La entrevista, y las posteriores llamadas posteriores de los oyentes, han terminado por emocionarme por aquella oportunidad perdida de tener una educación libre y laica, y han vuelto a cabrearme por ver la enorme oportunidad perdida con aquella república y el tremendo paso atrás (de un siglo al menos) que supuso la dictadura nacional-católica en el sistema educativo y social. Hoy, 70 años más tarde, seguimos teniendo un sistema rural cuasi-feudal en el sur del país (¿Verdad que sí señora?), y seguimos sin tener una escuela laica.

Valores de democracia, tolerancia, igualitarismo... ¿Debieran ser universales verdad? No lo eran entonces y no lo son ahora. Si hace 70 años muchos maestros fueron fusilados por trasmitirlos, ayer mismo el Arzobispo de Granada llamaba ¡A la desobediencia civil! contra una asignatura llamada 'educación para la ciudadanía' que pretende trasmitir esos mismos ideales. Tantos años y más años diciendo que en los colegios ya no se enseñaban valores y cuando se pretende enseñar aquellos que no son más que la plasmación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (exponente último de los valores universalmente aceptados, que no respetados) la Iglesia monta en cólera porque entienden que son ellos quienes deben tener el monopolio de trasmisión en la escuela, únicamente los suyos, obviamente. Sí, respetaría que alguien me diga que no se deben trasmitir valores, es una opinión muy defendible, pero no respeto que alguien diga que en la escuela no se deben trasmitir valores y que ellos exijan un aula y un sueldo en los colegios para trasmitir sus dogmas cristianos.

70 años después del fusilamiento de los maestros por pretender enseñar el laicismo, el igualitarismo, la democracia, la tolerancia... 70 años más tarde, la Iglesia vuelve a demonizar la enseñanza de la ilustración en la escuela. 70 años más tarde tenemos que volver a batallar por la lucha entre la ilustración y el feudalismo que representa lo más rancio del nacional-catolicismo. Cuando menos es desalentador. Al menos esta vez no van a fusilar a los ilustrados, algo hemos avanzado.

Y antes de que se me pase: En Diario de un transeúnte se hacen eco de la presentación del libro el próximo 23 de este mes en Madrid, id a este enlace para más detalles. El acto parece que va a ser muy emotivo.

Me gustaría por último, enlazar el relato de Manuel Rivas titulado La lengua de las mariposas. Para quien no haya podido leerlo: va... de un niño que tiene un maestro.
11:29 del 2006-11-19 # 16 Comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://akin.blogalia.com//trackbacks/44718

Comentarios

1
De: descalza Fecha: 2006-11-19 15:03

Fusilar no nos fusilan pero nos agreden, insultan, desautorizan, nos faltan al respeto y nos quitan lo poco que ya tenemos: La ilusión por enseñar.
Somos, para la sociedad, la última mierda (pedrón por la expresión).



2
De: Mikimoss Fecha: 2006-11-19 17:56

¿Pero cómo no se van a transmitir valores en la escuela, hombre? ¿Entonces, por qué escuela? ¿Qué sentido tiene darles un madrugón a los niños cinco días a la semana durante años? ¿Por qué es valiosa la educación? Los valores son la posibilidad de justificación de las cosas que hacemos. ¿Por qué la democracia es mejor que la dictadura? ¿Por qué en nuestra Constitución se reconocen los 30 DDHH? ¿Por qué son buenos esos DDHH?

Como no enseñemos esos valores a nuestros vástagos el invento de una sociedad justa democrática de ciudadanos y no de siervos de la gleba se nos va al garete. Mantener un régimen feudal es fácil. Sólo hace falta la fuerza suficiente. La gnete no tiene que entender nada. Pero que un sistema político basado en que el poder lo tiene el pueblo se mantenga es como que un avión se mantenga a 10000 metros de altura. O la gente es consciente de los valores del sistema y cumple con sus obligaciones -el combustible del motor- o los derechos civiles y nuestras libertades se desplomarán sobre el valle más cercano.

En fin, cada vez que oigo a un cura o a un insensato hablar de que el Estado no puede inculcar valores en la escuela me pongo de los nervios poorque es como poner una bomba en la cabina del piloto.



3
De: BLAGDAROS Fecha: 2006-11-20 06:08

Akin, lo que realmente me hace tener esperanza, es que en esta ocasión parece que llevan las de perder.

Mikimoss, aunque me considero firme defensor de los derechos humanos, yo creo que sí sería posible una educación académica carente de valores morales. Esto supondría que al colegio iríamos a adquirir estrictamente el conocimiento académico y el apredizaje de unos determinados valores éticos y morales quedaría en manos de nuestros padres. En si esto sería bueno o malo, ya no me meto; pero desde luego y coincidiendo con Akin; no voy a aceptar que se diga que la enseñanza tiene que estar exhenta de valores morales y que se exija la asignatura de religión obligatoria y evaluable. Es pura hipocresía.



4
De: Derem Fecha: 2006-11-20 10:54

Se confunden ustedes. No piden que la enseñanza esté exenta de valores, ni mucho menos, sino que estos puedan ser escogidos por los padres, no por el estado, por miedo a que este haga un adoctrinamiento sutil contrario a las elecciones de estos mismos padres.

Entiendo yo que con este argumento sólo se pueden hacer dos cosas:
- Suprimir totalmente la oblitariedad de la asignatura de Educación para la ciudadanía y ponerla como optativa a escoger entre otras como -y aquí me invento los nombres- "educación católica", "educación musulmana", "ética para ateos", etc.
- Consensuar de forma muy amplia los contenidos de la asignatura Educación para la ciudadanía, de forma tal que se puedan sentir cómodos los padres creyentes de cualquier religión u opción ética legal en España.



5
De: Akin Fecha: 2006-11-20 11:27

Derem: la primera opción no soluciona lo que se pretende solucionar, y es que los niños seguirían sin saber lo que son los derechos humanos y los derechos constitucionarles, que es básicamente lo que se enseña. Actualmente terminan su educación sin saber lo que son, salvo que les sean trasmitidos por sus padres, y los padres a menudo no se los trasmiten por las razones que sean (desde ser contrarios hasta ignorarlos ellos mismos). De la forma que sea, es inadmisible que un niño no vea en el colegio las herramientas básicas para el comportamiento social.

La segunda opción es imposible, porque 'Educación para la ciudadanía' es ya un arma política, da igual el contenido que se ponga será cuestionado. El consenso por ese lado es inadmisible. Por otro lado está el pequeño detalle de que lo que se enseña son derechos y deberes presentes en la carta de DDHH y en la Constitución, y a eso es a lo que se oponen determinados sectores. Llamar adoctrinamiento a que se enseñe la libertad religiosa o la tolerancia a otras estructuras de familia o a la igualdad de razas... pues me parece que no es una razón para cuestionar 'educación para la ciudadanía', sino para cuestionar si es legítimo que los padres trasmitan a sus hijos valores contrarios al orden constitucional.

Ahí volvemos a una vieja discusión que tengo con determinaods liberales: si unos padres tienen derecho a educar a sus hijos como les venga en gana (entendiendo ahí que los hijos son una propiedad de los padres) o los niños tienen una serie de derechos ciudadanos adquiridos por el simple hecho de nacer y el estado ha de vigilar que se cumplan incluso actuando contra sus padres si esos derechos no son respetados. Muy pocos discuten que es esto último (nadie dice que el estado no ha de intervenir si el niño es maltratado), pero sí se discuten cuales son esos derechos, los liberales me discuten si el niño tiene derecho a un tipo concreto de educación o derecho al ocio cuando sus padres requieran para ellos otro tipo de educación o que trabajen desde pequeños.

Mi respuesta es muy simple, esos derechos los establece, como todos los demás derechos, el consenso social establecido en la constitución y en la carta de DDHH, y esta garantiza a los niños una educación, y como todos los derechos que de ahí emanan, corresponde al estado garantizarlos. En este caso se entiende que un estado ha de garantizarse a sí mismo que sus cuidadanos conocen los fundamentos de la convivencia social de acuerdo a la constitución, y establece la obligatoriedad de que los niños lo estudien. Y si alguien es contrario a ese tipo de valores constitucionales, pues se siente, allá él, pero sus hijos siguen teniendo esos derechos y el deber de conocerlos. Si no le gusta, que emigre (como por ejemplo deberá hacer aquel al que no le gusten las leyes de un país y no quiera cumplirlas, si no le gusta, o a chirona, o que se vaya, porque en la sociedad no tiene sitio)



6
De: BLAGDAROS Fecha: 2006-11-20 12:06

Derem, no había problema con que el Estado eligiera esos valores cuando esos valores eran los de esa gente.(básicamente, cuando la asignatura de religión era obligatoria). Daba igual el contenido de la asignatura; se daba clase de religión y eso estaba bien. Y no creo que la mayor parte de esos ahora indignados padres se hubieran tomado la molestia de mirar el programa de dicha asignatura.

Por otro lado, están intentando contraponer la asignatura de religión a la de esta educación para la ciudadanía o como se llame. Pero por mucho que se empeñen, los derechos humanos no son contrarios a la enseñanza de la religión.

El concepto de igualdad, de solidaridad, el derecho a la vida y a la integridad física y muchos otros, son perfectamente admitidos por la religión católica; al menos de forma teórica. En la práctica ya es otra cosa. Así pues, yo creo que con asignatura de religión o sin ella, enseñar a los niños a comprender y respetar los derechos humanos no está de más.

Y sí, yo creo que sería posible consensuar el contenido de esa asignatura. Pero para ello, cada fuerza política debería estar dispuesta a ceder un poco en busca de ese consenso. El problema es que en el panorama político actual existe una fuerza política que no está dispuesta a ceder ni un ápice en nada y así, no se puede llegar a un acuerdo ni en esto, ni en ningún otro asunto.



7
De: Derem Fecha: 2006-11-20 12:23

Estimado Akin:

La primera opción podría servir si esos valores fuesen incluidos en el temario de "eduación católica" o los otros ejemplos que puse. No sería nada imposible. Hable usted con ellos y verán como le dicen que también defienden esos mismos valores.

En mi opinión la solución segunda sería adecuada si no estuviésemos en un momento de grave enrarecimiento político. Tal como estamos, a veces cualquier negociación se vive como concesión.

De todas formas está usted
suponiendo que -y aquí voy a actuar de abogado del diablo en doble sentido porque ni siquiera soy creyente- la educación católica imbuye unos valores anticonstitucionales. Es posible que se equivoque y esté criticando un estereotipo. La Iglesia, como usted sabe, es muy amplia. Piense usted, por ejemplo, en los curas-obreros por un lado y en los Legionarios por el otro. Con tanta variedad de interpretaciones del mensaje, no sería imposible negociar y escoger para los manuales uno que encajase bien claramente en los Derechos Humanos. Indirectamente podría acabar trayendo a los nuevos católicos a su molino.

Respecto al argumento liberal de la elección de los padres en la enseñanza, creo que ya conoce mi liberal opinión. Ya que, se sea consciente o no, existen y se dan realmente idearios pedagógicos e ideológicos en la educación, que el estado obligue, pague y proponga un mínimo docente (que considero debería incluir el aprendizaje de los valores democráticos) y los padres escojan en función de los idearios que mejor les parezcan.



8
De: Akin Fecha: 2006-11-20 12:36

Derem, sí creo que dentro del catolicismo hay mucha persona que respeta los DDHH, o mejor dicho: lo sé.

Pero también sé que hay muchos que no: hay amplísimos sectores que exigen libertad para marginar socialmente a los homosexuales (tolerancia a rascarla). No hace mucho puse un fragmento de conversación con un teólogo que había discutido con el actual papa y éste defendía ante él que la Iglesia Católica debía volver a ser parte del estado (libertad religiosa a tomar viento). Y no hace mucho tampoco puse fragmentos de sectores cristianos absolutamente contrarios a la inmigración de musulmanes por miedo a la corrupción moral de la sociedad...

Y estamos hablando de reunificación de iglesia y estado (el papa), homofobia (el cardenal Rouco Varela), xenofobia (algún obispo)... vamos, que estamos hablando de posturas defendidas por las capas más altas de la institución, que son aquellas con quienes habría que negociar contenidos.

En resumen, sí hay muchos católicos que integran perfectamente su fe con los DDHH, pero los que no los defienden están arriba de todo. Sólo hay que escuchar la COPE unos días (yo no lo hago) para ver qué posturas defiende desde la radio de la ICAR para ver que cualquier intento de consenso es simplemente imposible. De hecho, con la visión ultra que se ha establecido en la jerarquía, es simplemente imposible casar su mensaje con el respeto a la constitución o a la carta de DDHH.



9
De: Luis Valcarce Fecha: 2006-11-20 16:59

La jerarquía eclesiástica pide desobediencia civil frente a unas normas que no se ajustan a su Fé. Si lo hicieran el imán de -por ejemplo- Villaviciosa se consideraría poco menos que una llamada a la Guerra Santa.

Si mañana la jerarquía eclesiástica decidiera que es un dogma que 2 y 2 son los 12 apostoles y no 4 (como dice la matemática) ¿deberían los padres poder exigir del Estado que enseñara a sus vástagos católicos semejante cosa y conducir a esas pobres criaturas al anumerismo?

La jerarquía eclesiástica pide que los funcionarios católicos no celebren matrimonios entre personas del mismo sexo en base a una pretendida objeción de conciencia. A eso los abogados le llamamos discriminación y por desgracia no es constitucional. En todo caso, si yo fuera funcionario público y me negase a atender a un católico o a un heterosexual, ¿defendería la jerarquía mi presunto derecho a la objeción de conciencia?



10
De: Thundernerd Fecha: 2006-11-20 17:20

Bueno, quemar iglesias también es desobediencia civil. No pretendo dar ideas.



11
De: Anónimo Fecha: 2006-11-20 17:40

La iglesia que mejor ilumina mi vida es aquella que arde...



12
De: Akin Fecha: 2006-11-20 17:41

Vaya... el anterior era yo, como es obvio...

Y antes de que nadie se enfade, era humor, no una llamada a la quema de Iglesias.



13
De: Ahasvero Fecha: 2006-11-20 22:03

Hombre, no estaría mal, y de paso a sus escuelas, institutos, universidades, etc., etc.



14
De: Mikimoss Fecha: 2006-11-21 10:15

http://www.movilizacioneducativa.net/debates.asp?idDebate=116



15
De: Miguel Fecha: 2006-11-24 10:26

Creo que en este tema estás bastante, pero bastante equivocado. Independientemente de que la única razón de la Iglesia para desprestigiar la asignatura sea el tratar de mantener su monopolio sobre tal cuestión, cosa que, como casi todo lo que hace la Iglesia en el ámbito de lo público, es simple y llanamente repugnante, eso no quita para que la nueva asignatura sea inquietante y peligrosa, y que sólo pretenda crear ciudadanos políticamente correctos y anular el espíritu crítico, por no decir que pretende lo mismo que pretende la clase de religión pero desde un punto de vista laico: adoctrinar. Y desde luego, resulta casi risible que la pongas del lado de la Ilustración, como si el principal baluarte de la ilustración no fuera la crítica. Compara el programa de la asignatura Educación para la ciudadanía con aquella que viene sibilinamente a sustituir, y dime cuál de las dos es más Ilustrada. Si quieres informarte mejor te miras esto, entre otras muchas cosas, y qa ver si te enteras que en el mundo de la educación hay muchísima gente que está en contra de esa asignatura, independientemente de su sesgo político. Y es que hay muchos profesores que lo último que quieren es crear borregos para alimentar al poder, sea este del signo que sea. Mira:
http://librodenotas.com/opiniondivulgacion/9996/el-epcema-de-la-epc
http://www.filosofia.org/bol/not/bn041.htm
http://periodistas21.blogspot.com/2006/11/el-fracaso-de-la-filosofa.html
Bueno, pues nada, a informarse un poco... Y te recomiendo también los apuntes al tema en el foro de la Sociedad de Filosofía de la Región de Murcia. Pq independientem,ente de lo dicho, la asignatura es completamente imposible de evaluar, puesto que evalúa lo mismo que un cura cuando sus feligreses van a confesarse: su calidad moral... vergonzoso



16
De: Akin Fecha: 2006-11-24 12:39

Pues voy a ver si saco tiempo para leerme los enlaces que me indicas.

Pero:
- No sabía que substituyese a ninguna otra asignatura. Educación para la ciudadanía está en varios niveles educativos, y hasta donde yo sé no sucedía así con la ética.

- No sabía que para explicar lo que explicas necesitases ese grado de agresividad.

En todo caso, estoy plenamente dispuesto a que me expliquen por qué estudiar derechos humanos y demás (lo que intuimos por el borrador que será el contenido), es adoctrinamiento.

Pero con argumentos.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.147.142.16 (a3f9e2bd43)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?