Imagen de Akin
Historias publicadas:
Índice de historias
<Noviembre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
             

Buscar en este blog (by Google):

Blog fundacional del Clan McPotter:
Clan McPotter
Suscribir con Bloglines Subscribe in NewsGator Online Suscribe en Google Suscribe en My Yahoo Suscribe con netvives
Sitios Web
Mi blogroll:
Blogs de Ya.com:
Blogalia
Blogalia

Estadísticas de visitas:

Ver mis estadísticas
Y más cosas:
By Akin since 2002
Una de las cosas que me me ha ido asustando es que, con el paso de los años, he ido encontrando en mi carácter rasgos de una persona bastante conservadora. Cada vez más me he encontrado rechazando determinada literatura, determinado cine y determinada música; o para ser más concreto: las últimas evoluciones en literatura, cine y música. Me cuesta mucho leer un best-seller, no por ser un libro muy vendido, sino porque las técnicas del libro comercial se me han ido indigestando. El problema es que eso, que creo razonable, se repite con la música donde no he conseguido afinar el oído para que me gusten las músicas de vanguardia, ni con el cine donde cada vez más me refugio en el cine clásico, o en la pintura o en la escultura. Y si hubiese más artes, seguro que me sucedería lo mismo.

Eso me ha hecho pensar que, por encima de una ideología progresista y amante de la innovación, de la que nunca he presumido pero siempre he intentado tener como propia, me he descubierto una persona muy reaccia al cambio y que rechaza todo lo nuevo que va apareciendo, una persona anclada en el pasado.

Aunque parezca una tontería, esa divergencia entre ideología y gustos personales, me ha creado un pequeño conflicto personal en los últimos años.

Como he explicado alguna vez, huyo de autopistas y carreteras nacionales, el trayecto trabajo-casa lo hago por carreteras secundarias, algunos tramos incluso de un solo carril. He explorado todas las vías posibles, primero a través de googlemaps, y luego probando esas rutas con el coche. Y en una de esas exploraciones en coche, recordé una conversación que tuve siendo niño con un amigo unos años mayor, yo debía tener unos 8 o 10 años, y preguntaba al otro chico si un monte, o una colina, o un camino desconocido; no le provocaba la necesidad de ir a ver qué había más allá, y luego más allá de la siguiente montaña y el siguiente camino. Y él me respondía que no, que siempre era simplemente otra aldea, u otro bosque, similar a los muchos que ya había visto. Ninguno de los dos hablaba de grandes viajes, sino simplemente en nuestras excursiones en bicicleta, llegar un poco más lejos.

Cuando hace poco, en coche, vi una carretera que subía por el medio de una colina lo bastante alta para convertirse en horizonte, de forma que todo lo que había más allá estaba al alcance de seguir esa carretera, recordé la conversación y las sensaciones de niño. Siempre me ha fascinado ver un lugar que no había visto antes, incluso aunque sea un lugar feo porque siempre hay algún rinconcito que hace que merezca la pena visitarlo (siempre he visto mejor la fotografía de pequeños rincones que de grandes paisajes).

De algún modo, ese recuerdo infantil ha abierto la puerta a muchas más cosas, en su momento exploré la música heavy, ahora exploro canción ligera o música clásica, he leído libros desde el realismo ruso a la ciencia ficción, me he metido en mundos que me gustaban como la astronomía, o el arco, la informática desde siempre... siempre que algo me ha llamado la atención me he metido a fondo, en algunos casos eso se convirtió en un hobbie permanente y en otros casos no.

Puede que no me guste la música electrónica, ni en general los best-sellers ni las grandes superproducciones cinematográficas, pero de algún modo ese click en mis recuerdos me ha reconciliado conmigo mismo: no soy un conservador con miedo al cambio, siempre he sido todo lo contrario, simplemente soy de gustos anticuados.

Y aunque ya no uso bicicleta, sigue encantándome explorar los caminos y ver lo que hay tras la siguiente colina.
13:58 del 2009-04-24 # 5 Comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://akin.blogalia.com//trackbacks/62818

Comentarios

1
De: El gNudista Fecha: 2009-04-24 16:22

Una cosa que pasa, con el tiempo, es que lo que lo bueno permanece y lo malo, lo realmente malo desaparece.

¿Hay hoy en día música electrónica, o actual que sea buena? pues si, desde luego, yo he descubierto ahora, con cuarenta y tantos cosas muy, pero que muy originales, frescas y pequeñas obras de arte, lo mismo con la literatura o el cine, Love Actualy, que te encanta, a pesar de tener más de 5 años es una película moderna.

¿Que es lo que pasa con lo "moderno"? que hay mucha patética basura que se olvidará, afortunadamente, en poco tiempo.

Los años 70 dieron grandes obras maestras del cine, y también ingentes cantidades de basura intragable, lo mismo en música y en literatura, el siglo XIX lo mismo, aunque afortunadamente apenas queda memoria de lo malo de aquella época, y supongo que la literatura "pop" comercial del imperio romano no habría dios que la tragase.

Además, uno puede ser conservador en su forma de llevar su vida, pero no por ello un hijo de puta neo-con.



2
De: Anónima Fecha: 2009-04-25 00:45

:-)



3
De: Cosechadel66 Fecha: 2009-04-25 01:51

Si quieres explorar algo que nunca acabes de descubrir, explórate a ti mismo.

Carpe Diem



4
De: Bliss Fecha: 2009-04-30 13:09

Con el tiempo lo que te pasa es que descubres más rápidamente lo que es malo y además te fastidia, no sólo te deja indiferente. Las ideologías son una anestesia contra la ley de Sturgeon.



5
De: enhiro Fecha: 2009-05-01 14:07

Yo creo que lo que pasa en el mundo comercial es que, precisamente, es lo más anclado en el pasado que existe. A mí lo que me ha acabado chocando es que acabo viendo siempre el mismo perro con distinto collar, la música toda muy parecida, en los libros los mismos lugares comunes y mucha superficialidad, y las películas parecen salir de una cadena de montaje.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.226.209.201 (358166af3f)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?