Imagen de Akin
Historias publicadas:
Índice de historias
<Noviembre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
             

Buscar en este blog (by Google):

Blog fundacional del Clan McPotter:
Clan McPotter
Suscribir con Bloglines Subscribe in NewsGator Online Suscribe en Google Suscribe en My Yahoo Suscribe con netvives
Sitios Web
Mi blogroll:
Blogs de Ya.com:
Blogalia
Blogalia

Estadísticas de visitas:

Ver mis estadísticas
Y más cosas:
By Akin since 2002
He conocido a algunos investigadores, jóvenes brillantes e inteligentes, muy capaces en sus campos, trabajando en una tesis doctoral un montón de horas en un laboratorio, dejándose las pestañas día tras día.

Ninguno de ellos sigue investigando, no es que su investigación se viese superada por otras, o que no fuesen productivos, o que lograsen sus metas y no quedase nada más por aprender en su campo.

No, simplemente todos ellos terminaron tirando la toalla, porque las condiciones para investigar sólo sostienen a veinteañeros con una enorme fuerza de voluntad y amor por lo que hacen, luego, unos pocos privilegiados pueden quedarse estables como profesores universitarios, y es su mejor salida, los demás se ven como la ciencia se vuelve incompatible con cosas tan normales como tener una casa o formar una familia. Nadie puede afrontar una hipoteca con una beca de mileurista, y digo beca porque ni siquiera es un contrato. Al final, oposiciones si pueden, o a la empresa privada a hacer alguna cosa que casi nunca está relacionada con su especialidad o su investigación. Mentes brillantes perdidas para la sociedad en trabajos donde su conocimiento, adquirido tras muchos años de trabajo muy intenso, se pierde para siempre.

Lo he visto tantas veces que parece el final normal, se repite más que el argumento de un episodio del Equipo A.

Siempre he pensado que lo que más necesita una sociedad, la nuestra y todas porque ya no hay categorías estancas, es aprender. Si tienes a mil personas buscando formas de mejorar lo que somos como ciudadanos encontrarás algún modo de hacerlo, un material mejor y más barato, un medicamento nuevo, una forma mejor de comprender la realidad que te rodea. Pero si en vez de tener a mil tienes a cien mil es probable que consigas todas esas cosas.

¿De qué sirve tener cien mil mentes brillantes trabajando de profesores de instituto o gestionando seguros de automóvil? De mucho menos, sin duda, que investigando. Sólo tenemos que crear las condiciones necesarias para que eso suceda, todos saldremos ganando. Y recortar el presupuesto de investigación, no es el camino, de eso no cabe duda.


11:25 del 2009-10-07 # 3 Comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://akin.blogalia.com//trackbacks/64723

Comentarios

1
De: Fernando Fecha: 2009-10-07 12:21

O irnos con nuestra carrera a otro país donde se nos valore más, que es lo que haré yo.



2
De: Amy Fecha: 2009-10-08 13:54

Creo que diste en el clavo, pero es un tema muy complicado. Me encantaría que un día la ciencia se viera como algo "normal" y no como algo tan complicado que la gente pasa de intentar entenderla. Pocos nos apoyan, pocos nos escuchan, pocos nos valoran, y pocos nos quieren entender. Un saludo Amy



3
De: Illyria Fecha: 2009-10-12 14:08

Estoy totalmente de acuerdo contigo en esta entrada, Akin.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.167.95.51 (f1e53e4b1a)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?